La Asociación Hipotecaria de España (AHE) mantiene en pie sus previsiones de crecimiento del saldo hipotecario en 2008, del 5%, aunque empieza a pensar que ésta cifra podría ser "muy optimista". Así lo ha declarado hoy el presidente de la asociación, Gregorio Mayayo, tras mantener una reunión con la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, en la que pusieron en común su visión de la situación del mercado inmobiliario. La AHE fijó este 5% durante la última asamblea general de la asociación. De este modo, revisó a la baja sus previsiones de principios de año, que apuntaban a una horquilla de entre el 6% y el 9%.
Así, Mayayo ha dejado la puerta abierta a nuevas rebajas al señalar que "habría a que considerar positivo cualquier crecimiento (de los créditos) superior al de la economía", que, según el Gobierno, no superará el 2%. En esta línea, el presidente de la AHE ha apuntado que la economía española está "en el comienzo de una crisis" y que, en este contexto, las previsiones que se hagan serán válidas "para un espacio de tiempo corto". "Quizá tienen más sentido las correcciones que se van haciendo", señala Mayayo. LA MOROSIDAD ALCANZARÁ EL 2%. Por otro lado, Mayayo ha dicho que la morosidad de los créditos a las familias alcanzará el 2% al final del año. Según los últimos datos conocidos del Banco de España, la dudosidad de los créditos hipotecarios de las familias alcanzó el 0,99% hasta marzo, la cota más alta desde, al menos, una década. En el caso de las empresas imobiliarias, el presidente de la AHE no quiso hacer estimaciones sobre la morosidad, ya que, en su opinión, cada entidad es un caso aislado y "habría que analizar uno por uno".