Aguas de Barcelona (Agbar) no pedirá indemnizaciones al Gobierno si finalmente se deroga el decreto que preveía la construcción de una tubería para traer agua desde Tarragona a Barcelona, según ha explicado hoy el presidente del grupo, Jordi Mercader. En declaraciones a la prensa tras la celebración de la junta de accionistas de la compañía, Mercader ha dicho que no es el "espíritu de la casa" reclamar indemnizaciones, o lo que es lo mismo, "daños y perjuicios".