Los accionistas del grupo Aguas de Barcelona (Agbar) dieron hoy el primer paso para alumbrar la nueva compañía de aguas, que pasará a estar controlada por Suez Environnement, con el visto bueno a su exclusión en Bolsa y la venta de su paquete del 54,79% de Adeslas a Criteria, holding de cotizadas de La Caixa. Los socios de referencia aprobaron la OPA dirigida al 10% del capital, aunque con reticencias de un grupo de minoritarios, que criticaron con dureza la oferta de 20 euros por acción.