Afirma Grupo Inmobiliario ya ha comenzado a renegociar con la banca su deuda, que a 31 de marzo ascendía a 1.441,3 millones de euros, dado que la compañía prevé un estancamiento del negocio para 2009 y 2010 y una progresiva recuperación a partir de 2011. Según la información complementaria a su auditoría de 2008, enviada por el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la inmobiliaria se plantea un escenario de mínimos en el caso de que la situación sea incluso peor que la planteada. El presidente de la inmobiliaria, Félix Abánades, reconoció hace unas semanas que todas las inmobiliarias tendrían que sentarse con las entidades financieras, especialmente las que refinanciaron su deuda antes de este año, ya que las perspectivas del mercado "han empeorado".