Las acciones de la inmobiliaria Afirma (antigua Astroc) cedieron hoy en Bolsa un 32,74% después de que la empresa reconociera que estará en pérdidas durante 2008 y 2009. Según destacaron los analistas consultados, el hecho de que Afirma haya reformulado su plan de negocio 2008-2012 y negocie con bancos para reestructurar su deuda está lastrando la cotización de la inmobiliaria, que la víspera ya bajó un 5,62%. El presidente de Afirma, Félix Abanades, señaló ayer en un encuentro restringido con algunos medios, que existen "problemas" en las preventas y las entregas de viviendas, mientras el mercado del suelo "está parado".
En lo que va de año, las acciones de Afirma, que hoy celebra junta de accionistas, han cedido más de un 76%, si bien la semana pasada se revalorizaron un 109%. Al cierre del mercado, las acciones de Afirma se negociaron a 1,13 euros por título, un 32,74% menos que al precio al que cerraron la víspera, 1,68 euros. A esa hora, los inversores habían negociado cerca de siete millones de títulos, por casi nueve millones de euros, en una sesión en la que la bajada de la inmobiliaria ha ido aumentando según transcurría la sesión.