Las aerolíneas perderán 11.000 millones de dólares (7.500 millones de euros) durante el presente ejercicio y se mantendrán en 'números rojos' en 2010, con 3.800 millones de dólares (2.600 millones de euros) de pérdidas, según estimaciones hechas hoy públicas por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA). "Es una situación mucho peor a la que se vivió en los años 2001 y 2002, tras los atentados del 11S", recalcó el presidente de la IATA, Giovanni Bisignani, en una 'conference call'.