Aer Lingus redujo su tráfico en un 10,5% durante el primer cuatrimestre del año, hasta los 2,8 millones de pasajeros, lastrada por un descenso del 27,1% en abril debido a los efectos de la nube de ceniza volcánica, cuando registró un tráfico ligeramente inferior a los 700.000 pasajeros, según anunció hoy en un comunicado.

La nube de ceniza, que obligó a cancelar la totalidad de los vuelos programados por la aerolínea durante siete días, ha provocado un descenso del 28,1% en el tráfico de larga distancia de la aerolínea en lo que va de año, hasta los 235.000 pasajeros, mientras que en las operaciones de corto radio el descenso fue del 8,5%, con 2,5 millones de pasajeros transportados.