Adolfo Domínguez registró un aumento del beneficio neto del primer trimestre del 13,7% hasta los 5,3 millones de euros por la mejoría de los márgenes, pese al aumento de casi el 30% en gastos de personal por la apertura de nuevas tiendas, según informó la compañía en un comunicado remitido a la CNMV.
Las ventas crecieron un 9,11% hasta los 54,23 millones de euros, mientras que el ebitda (beneficio bruto de explotación) fue de 9,94 millones de euros, un 15% más que el primer trimestre de 2006. La rentabilidad del resultado neto sobre ventas pasa del 9,39% al 9,78%, mientras que el margen ebitda pasó del 17,40 al 18,35%. Para 2007, Adolfo Domínguez ha modificado ligeramente su plan de expansión, centrándose, principalmente, en el mercado nacional. En el exterior, continúa negociando la apertura de dos tiendas de gran formato y de franquicias. Mientras que en Japón, consolidarán los puntos ya abiertos y prevé sólo algunas nuevas aperturas 'puntuales'.