La compañía textil aspira a obtener el 90% de su negocio en el mercado internacional en diez años "como máximo" y que sólo concentre en España el 10% de sus ventas, según señaló hoy Adolfo Domínguez, que subrayó que el sector "está haciendo los deberes".  En su intervención en el Forum Europa Tribuna Galicia, el modisto ourensano negó que su firma esté reduciendo plantilla y aseguró que, por el contrario, la están aumentando.