Cierre de semana en la que el Ibex 35 se ha dejado por el camino casi un 5%. Europa ha moderado los recortes a última hora gracias, en parte, a que Wall Street ha hecho lo mismo y el S&P 500 permanece por encima de los 1.270 puntos, media de 200 sesiones e importante resistencia. Las tensiones sobre la deuda soberana aumentan y colocan a la prima de riesgo española por encima de los 400 puntos básicos; Fitch ha colocado, además, a Hungría en la categoría de 'bono basura' y el euro pierde la cota también del 1,28.

Los Reyes Magos han dejado más carbón que otra cosa en un selectivo que ha renunciado, de momento, al soporte de los 8.300 puntos en su cierre semanal. La primera semana de cotización de 2012 se salda con un 4,9% de caída, casi 500 puntos abajo, y con la banca tiritando. BBVA y Santander han logrado dirimir parte de la caída acumulada más allá de la media sesión -cuando superaban los tres puntos en negativo- para cerrar con un recorte del 1,13% y 1,43%, respectivamente. José Luis Cava, analista independiente, hablaba hoy mismo en una entrevista para la Zona Premium de Estrategias de Inversión acerca de que “si el Ibex 35 no perdiera los 8.300 puntos, la tendencia sería alcista. Aún así, nos está anticipando una caída hacia el 8.100 y el escenario más probable es que caiga hasta los 8.050 puntos. Luego habrá un rebote en el 8.300 y debería caer a esos 8.050 puntos indicados”.

Mediaset vuelve a repetir por segunda jornada consecutiva como el valor que sufre un mayor recorte. Cierra la tabla del selectivo con una caída del 2,61%, seguida de Gamesa y Arcelor Mittal que ceden un 2,3% y un 1,9%, respectivamente. Día, sin embargo, parece empeñada en demostrar su valía dentro del selectivo y gana un 2,69%, por tercer día consecutivo al frente del Ibex.

Gráfico intradía DÍA (semanal)



La Bolsa de Londres es la única plaza cotizando en verde, aunque con un ligero repunte del 0,30%. El resto de índices sufren recortes que van desde el 0,80% de la bolsa milanesa, pasando por el 0,6% del Dax Xetra germano hasta el 0,30% de París. El Eurostoxx 50 ha perdido los 3.000 enteros tras una caída del 0,8% gracias, entre otros valores, a Unicredito. Los inversores más que intentar aceptar han sufrido una indigestión desde que a comienzos de semana la principal entidad italiana anunciase su intención de ampliar capital a un valor un 43% inferior al precio de sus acciones. Desde el pasado lunes, ha perdido casi un 40% de valor bursátil dentro del mercado. Hoy cede algo más del 11%.

Gráfico Unicredito (semanal)


Wall Street, por su parte, parece haberse conformado con dar un buen susto a Europa pues después de la apertura a la baja, a esta hora el tecnológico Nasdaq sube más de un 0,40%, mientras que el S&P 500 cotiza semiplano, aunque en verde, manteniendo el nivel estratégico de los 1.270 puntos.

El dato de empleo hizo repuntar a los futuros de la bolsa neoyorquina que por aquel entonces cotizaban con pérdidas. Estados Unidos creó 200.000 nuevos empleos durante el mes de diciembre, cuando las previsiones de los expertos consultados por Reuters otorgaban un incremento de 150.000 nuevos puestos de trabajo. El problema es la doble lectura que se ha podido dar a esta cifra dado que el repunte no se debe tanto a una mejora de la economía sino como a la salida del mercado laboral de personas que han pasado a ser inactivas. Aún así, esta subida del empleo ha colocado a la tasa de paro en el nivel mínimo de los últimos tres años, en el 8,5%.

Viernes de Reyes que ha venido marcado, además de por el bajo volumen de negociación, también por el importante repunte de la prima de riesgo. El spread del bono español a diez años ha vuelto a superar la cota de los 400 puntos básicos, zona de peligro para cualquier economía europea. El italiano, por supuesto, sigue por encima de los 500 pb. Además, la rentabilidad exigida al bono a diez años sigue su escalada hacia el 5,7%. La debilidad europea se palpa en la divisa: el euro ha perdido también el nivel del 1,28, cotiza a 1,27, y sigue marcando mínimos históricos frente al yen.