El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) destinará 2,89 millones de euros a un contrato de servicios de asistencia técnica, asesoramiento y seguimiento medioambiental para la ejecución de las obras de las líneas de Alta Velocidad (AVE). El ente público dependiente del Ministerio de Fomento ha adjudicado a la firma Ibérica de Estudios e Ingeniería realizar durante un periodo de cuatro años un seguimiento ambiental de las obras, valorando la posibilidad de aplicar medidas preventivas, correctoras y compensatorias en cada una de ellas. Asimismo, se encargará de velar por el cumplimiento de la declaración de impacto ambiental (DIA) de las obras, que incluye la valoración de su grado de integración en su entorno y la eficacia de las medidas ambientales adoptadas durante las mismas.