La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) mostró hoy su apoyo al proceso de integración abierto por Caja Cantabria, pero pidió que se garantice "cierta independencia" para la entidad y se respete el empleo y la Obra Social. En un comunicado, la asociación destacó que ese proceso de integración es "necesario" para "optimizar recursos de capital, centralizar la política de riesgos y crear un sistema institucional de protección". Pero junto a ello reclamó que la operación "garantice, en cierto modo, la independencia de la entidad como referente de todos los cántabros" y además "respete el casi millar de puestos de trabajo, la labor de la Obra Social, el servicio que realiza a la ciudadanía cántabra con su red de oficinas y el compromiso tanto con los impositores como con el tejido empresarial cántabro".