Acudir a la Oferta Pública de Adquisición (OPA) de Enel y Acciona sobre el 100% de Endesa a 41 euros por acción es hoy por hoy la mejor opción para los intereses de Caja Madrid, informaron a fuentes del consejo de administración de la entidad.
Sin perjuicio de que puedan aparecer posibles OPAs competitivas que puedan ofrecer un precio superior, la oferta que el tandem Enel-Acciona presentará entre esta tarde y mañana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) es sin duda la mejor alternativa para los intereses de Caja Madrid y de sus impositores, de acuerdo con estas fuentes. Sólo la nueva oferta podría suponer para Caja Madrid una plusvalía adicional de más de 105 millones de euros sobre la fallida OPA de E.ON a 40 euros por título, lo que daría a la entidad un total de 2.428 millones de euros de plusvalías totales. La caja que preside Miguel Blesa ingresaría casi 4.300 millones de euros con la venta de su paquete del 9,9% del capital de Endesa, lo que supone una rentabilidad de casi el 130% a su inversión de 1.900 millones en la eléctrica, una de las operaciones más rentables en la historia empresarial española. Además, desde su entrada en el accionariado de Endesa, la caja madrileña ha obtenido más de 550 millones de euros vía dividendos. Si se decantase en cambio por permanecer otros tres años en el capital de la eléctrica que preside Manuel Pizarro, Caja Madrid ingresaría cerca de 500 millones en concepto de dividendos, una rentabilidad inferior a la que percibiría en el mercado interbancario por la cantidad que ingresaría en el supuesto de acudir a la OPA. Caja Madrid siempre ha defendido la integridad de Endesa y la permanencia de su sede en la capital, tal y como se puso de manifiesto hoy en la reunión del consejo de administración de la caja, en la que se analizó la nueva situación creada en Endesa tras el anuncio realizado por E.ON de renunciar a su OPA y ante el anuncio de una nueva oferta por parte de Enel y Acciona. El máximo órgano de gobierno de la entidad acordó seguir "puntualmente" los acontecimientos en torno a esta nueva OPA y decidió no tomar una decisión sobre su participación en Endesa hasta agotar los plazos pertinentes, "en línea con la prudencia que siempre ha seguido en sus decisiones sobre Endesa". El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, explicó a los consejeros que la decisión tomada por este mismo órgano en su última reunión, celebrada el pasado 26 de marzo, y en la que se acordó firmar un contrato de venta aplazada de su paquete a E.ON, mantenía "vivas" las expectativas de éxito de la oferta del grupo alemán en un momento en el que todavía existían informaciones "equívocas" sobre el "hipotético" precio de una posible oferta por parte de Enel y Acciona, el plazo para su formulación y, sobre todo, las condiciones de reparto de los activos de Endesa en caso de desencuentro entre ambos accionistas. El presidente de Caja Madrid recalcó también que la propia CNMV prohibió, en ese momento, a Enel y a Acciona lanzar una OPA hasta pasados seis meses. Blesa señaló, además, que en ese momento, la oferta de E.ON era la única presentada formalmente a la CNMV, que, además, garantizaba los derechos de los accionistas minoritarios de Endesa y los principios básicos que defiende siempre Caja Madrid en relación a la compañía, como son la gobernabilidad, su integridad empresarial -aspecto fundamental para el consejo de administración de la caja-, el desarrollo del negocio energético internacional de la eléctrica española y su sede en Madrid. Blesa recordó que en el acuerdo sobre las acciones de Endesa firmado el 26 de marzo entre Enel y Acciona se establecen una serie de cláusulas en caso de diferencias irreconciliables que contemplan la posibilidad de dividir Endesa ante una hipotética situación de bloqueo, lo que obligará a un reparto de activos en el que Enel podría llegar a alcanzar hasta el 70% de Endesa. En ese momento, Endesa pasaría a estar controlada por una empresa italiana del sector público. Hasta tal punto se concreta ese escenario que incluso se establecen en el citado acuerdo indemnizaciones multimillonarias en caso de resolución unilateral de los acuerdos. Explicado este punto, el presidente de Caja Madrid pasó a señalar a los miembros del consejo la nueva situación en la que se encuentra Endesa. Blesa informó que el escenario actual contempla la posibilidad de que se presente formalmente, y de forma definitiva en los próximos días, una nueva oferta pública de acciones sobre el 100% del capital de Endesa a un precio que podría situarse en torno a los 41 euros, oferta formulada por los dos principales accionistas de la compañía, Enel y Acciona. Esta oferta se produciría tras el acuerdo alcanzado el pasado 2 de abril entre Enel, Acciona y E.ON por el que la compañía alemana se garantiza entre el 15% y el 20% de los activos de Endesa valorados en unos 10.000 millones de euros, en caso de que Enel y Acciona se hagan con el control total de la compañía.