El consorcio integrado por ACS y la francesa Eiffage, concesionario de la conexión por ferrocarril de Alta Velocidad (AVE) Figueres (Girona)-Perpignan (Francia), podrían tener derecho a indemnizaciones por el retraso que sufrirá la conexión entre Barcelona y este paso trasfronterizo. La eventual indemnización dependerá de la medida en que se pueda garantizar la utilización de la concesión a partir de su puesta en servicio, prevista para 2009.