En caso de superar este porcentaje la constructora estaría obligada a lanzar una oferta pública de adquisición. Asimismo ACS ha solicitado el levantamiento del límite del 3% para el ejercicio de sus derechos políticos como accionista de Iberdrola.