El grupo ACS prevé aumentar entre un 5 y un 10 por ciento su beneficio neto al cierre de año con extraordinarios, es decir, teniendo en cuenta las plusvalías generadas por la venta de Unión Fenosa. En rueda de prensa posterior a la Junta de Accionistas, el presidente de la compañía, Florentino Pérez, indicó que el grupo "crecerá en beneficio neto", frente a los 1.805 millones de euros contabilizados en 2008, por las plusvalías netas de 1.005 millones de euros obtenidas con la venta del 35,3 por ciento de Unión Fenosa. De cara a este ejercicio, el grupo planea comprar pequeñas constructoras en Estados Unidos, país que continuará siendo en los próximos años un mercado de referencia y de crecimiento para ACS, sobre todo, con la reactivación de la inversión en infraestructuras puesta en marcha a través del Plan Obama. "Ahora hay nuevos planes de inversión y la compañía en buena situación para incrementar" su presencia, dijo el presidente.