ACS estudia comenzar en octubre la actividad de la primera de las tres plantas de generación de energía termosolar de Extremadura. La empresa, presidida por Florentino Pérez ha invertido 300 millones de euros en este proyecto y ha creado cerca de 500 puestos de trabajo.