ACS celebra hoy jueves su junta general de accionistas en tanto está pendiente de impugnar el acuerdo adoptado hace unas semanas por la asamblea de Iberdrola que de nuevo le impidió entrar en el consejo de administración de la eléctrica, pese a ser su primer accionista con el 12,6% de su capital.

El grupo de construcción, servicios y energía debe entrar en el máximo órgano de gestión de Iberdrola o elevar su participación hasta el 20% para consolidarla en sus cuentas, dado que hasta ahora sólo computa los dividendos que recibe.