ACS amortizó durante el pasado año y de forma anticipada 360 millones de euros de los préstamos que contrató para financiar su entrada en Iberdrola, compañía de la que es primer accionista con un 12,6% de su capital. De esta forma, a cierre de 2009, el saldo de los préstamos y créditos con que la compañía de construcción y servicios financia su inversión en la eléctrica se situó en 4.470 millones de euros.