Acerinox y BME son las únicas compañías del Ibex35 con unas ganancias que se aproximan al punto porcentual
. La recuperación del momentum de beneficios y ventas apoya el movimiento que, a su vez, viene acompañado por la envolvente alcista, figura de giro al alza con velas japonesas, dejada la semana pasada.

Las dudas aparecen en las divergencias bajistas que presentan los osciladores técnicos y la falta de tendencia a medio y largo plazo. En este contexto, el máximo anual situado en 14,10 parece un objetivo atractivo para las posiciones largas.