La siderúrgica española Acerinox  dijo el miércoles que cerró el tercer trimestre con un beneficio neto, aunque en los nueve primeros meses del año acumuló unas pérdidas de 235,6 millonesde euros, que se comparan con un beneficio de 125,4 millones de euros el año anterior. 
En un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Acerinox dijo que obtuvo un beneficio neto de 19,4 millones de euros en el trimestre, sin ofrecer una comparativa con el mismo periodo del año anterior.

Acerinox dijo al presentar los resultados del segundo trimestre que pretendía obtener beneficios en el tercer trimestre, fruto de la reactivación de la demanda y de su cartera de pedidos.

La siderúrgica dijo el miércoles que los resultados del tercer trimestre reflejan la mejora de las condiciones del mercado, la consolidación de las subidas de precios y la efectividad de su plan de ajuste de costes.

Las ventas de Acerinox en el tercer trimestre fueron de 918,5 millones de euros, mientras que el resultado antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, o Ebitda, se situó en 62,3 millones de euros.

La compañía tampoco ofreció datos comparativos en estas magnitudes.

Entre enero y septiembre, las ventas cayeron un 48% respecto al mismo período de 2008 y la pérdida bruta de explotación fue de 220 millones de euros, frente a un beneficio de 383 millones de euros.

Las acciones de Acerinox cerraron el miércoles en 13,89 euros tras caer un 2,3% en un entorno bajista.