El fabricante taiwanés de ordenadores Acer comprará a su rival estadounidense Gateway por 710 millones de dólares (unos 519 millones de euros), con lo que se convertirá en la tercera mayor empresa de su sector en el mundo y duplicará su presencia en Estados Unidos. Con esta decisión, la empresa de Taiwán daría un golpe a los esfuerzos de su rival chino Lenovo por crecer en Europa. Los planes de Lenovo se vieron complicados el lunes cuando Gateway anunció que ejercería su derecho a hacer una oferta preferente para adquirir la matriz de Packard Bell, un fabricante de ordenadores con sede en París. El gigante chino había dicho que negociaba la compra de Packard Bell, la decimoctava compañía del mundo, con la que esperaba expandir su presencia en los mercados de consumidores europeos, donde es bastante débil.