Un grupo de accionistas institucionales de Cintra, titulares del 13% de su capital social, se ha unido para mostrar su rechazo a la eventual integración del grupo de autopistas y apartamientos con Ferrovial, su accionista de control, según publica Financial Times en su edición de hoy. El grupo de construcción y servicios controla actualmente el 66,88% del capital social de Cintra. El 33,12% restante del capital de la compañía de autopistas y aparcamientos presenta un valor a precio de mercado de unos 650 millones de euros.
Según el rotativo, que cita datos de analistas, el canje de acciones que se baraja para materializar fusión sería de un título de Ferrovial por cada cinco de Cintra.

A través de una carta remitida a la dirección de Cintra, distintas instituciones que invirtieron en esta sociedad (el Estado de New Jersey o un fondo de inversión en infraestructuras de Australia, entre otros) argumentan que esta eventual operación "expondrá sus inversiones a nuevos sectores y regiones geográficas", con lo que solicitan una compensación por el que consideran "mayor riesgo que suponen las acciones de Ferrovial frente a las de Cintra".

"Desde su oferta pública Cintra ha supuesto una oportunidad de inversión para los inversores especializados en el sector de autopistas, pero la operación que actualmente estudian los consejos de las dos empresas cambiaría la naturaleza de nuestras inversiones", indica la misiva que recoge el periódico.

Cintra y Ferrovial están actualmente pendientes de recibir el informe encargado a una firma independiente sobre su eventual fusión, que servirá para que los consejos de administración de las compañías tomen una decisión sobre esta integración.

No obstante, el consejero delegado de Cintra, Enrique Díaz Rato, en la reciente presentación de resultados de la compañía, garantizó que la eventual operación no perjudicará los intereses de los accionistas minoritarios.