Como muchos sabréis los mercados o mejor dicho el comportamiento de una cotización podemos dividirlo en cuatro etapas. ETAPA 1 (suelo), ETAPA 2 (crecimiento), ETAPA 3 (techo) y ETAPA 4 (depreciación).
Las etapas 1 y 3 son difíciles de detectar puesto que hasta que el suelo o techo no se forme y de paso a la etapa siguiente no podemos verlo, por tanto vamos a centrarnos en las Etapa 2 y 4.



Estas etapas son las de mayor recorrido por parte del valor y por tanto serían las fases operativas, evidentemente un valor en crecimiento tenderá a seguir creciendo al contrario que ocurre en la etapa 4 de depreciación, la cotización tendera a seguir cayendo, hasta que demuestre lo contrario.

Con estas dos premisas, me pregunte un día, ¿Qué valor debo tener en cartera, uno que se encuentre en fase de crecimiento o de depreciación?, rápidamente contesté… de crecimiento, ¿porqué?, es mas probable que aquellas acciones que están en crecimiento lo sigan están a que las que se encuentran en la fase de depreciación cambien y crezcan.

Pues bien os muestro las acciones del Ibex 35 que están en Etapa 2. Ordenadas por fuerza mundial.



Ya sabemos que accione del Ibex se encuentran en crecimiento, pero además vamos a ser mas selectos, ¿Qué acciones de este pequeño grupo son las mas fuertes y alcistas?

Os muestro a continuación las acciones del Ibex ordenadas por fortaleza y tendencia.



¿Qué acciones aparecen en las dos tablas? GRIFOLS, AMADEUS e INDITEX.





Conclusión: debemos de tener en cartera acciones en Etapa 2 (crecimiento) y además que presenten fortaleza positivas F3, de este modo las probabilidades de éxito aumentan sustancialmente. Evitemos radicalmente acciones en Etapa 4 (depreciación) con fortalezas negativas.