Las acciones del grupo energético alemán E.ON subieron hoy más de un 6% tras la apertura de la bolsa de Fráncfort, después de que se retirase de la pugna por la eléctrica española Endesa.
Las acciones del grupo energético alemán E.ON subieron hoy más de un 6% tras la apertura de la bolsa de Fráncfort, después de que se retirase de la pugna por la eléctrica española Endesa. E.ON llegó a un acuerdo ayer con la compañía eléctrica italiana Enel y el grupo constructor español Acciona para renunciar a la OPA por Endesa a cambio de activos en España, Italia, Francia, Polonia y Turquía. Los mercados consideraron que, ante la situación en la que había derivado la OPA sobre Endesa, el acuerdo alcanzado es una "buena solución" y celebraron con compras de acciones de E.ON la retirada de la compañía germana. Hacia las 07.20 GMT, las acciones de E.ON subían en la bolsa de Fráncfort un 6,4%, hasta 108,60 euros. Por su parte, la prensa alemana destacó hoy que el pacto con Enel y Acciona ha permitido a E.ON, al menos, conseguir algunos activos. El diario "Frankfurter Allgemeine Zeitung" señala en un artículo de opinión que "sólo a pocos pasos de la línea de llegada, E.ON se derrumba en el maratón por Endesa" y considera que desde la entrada de Acciona y Enel en la eléctrica española "estaba reventada la visión (de E.ON) de un gran salto al mercado español". Según el rotativo, E.ON negociaba desde hace días con Enel "el pájaro en mano en vez del ciento volando", lo que "es mejor que volver de España al final con las manos vacías". El "Financial Times Deutschland", que titula "Mejor que nada" su artículo de opinión dedicado a este asunto, afirma que "para ninguno de los participantes es un final feliz, pero tampoco para ninguno un final con horrores, salvo quizá para el Gobierno español". "El consorcio alemán E.ON ha fracasado con su oferta estratégica a gran escala. Pero obtiene del trato con sus contrincantes Enel y Acciona al menos una parte importante de la cartera de Endesa: actividades en España, Italia y Francia, así como en Europa del Este", apunta la publicación. A juicio del "Financial Times Deutschland", el Gobierno español quiso proteger a Endesa del "ataque alemán" y ahora "tiene menos en las manos que antes", ya que Endesa se desmembrará y "el futuro de las partes individuales es más incierto de lo que hubiera sido con una adquisición total por E.ON".