Las acciones de AIG caían el viernes un 6,1% a 1,69 dólares en las negociaciones previas a la apertura oficial de Wall Street, después que se anunciara el jueves que el presidente ejecutivo de la aseguradora, Edward M. Liddy, planea dejar la compañía. Desde que tomó el timón de la empresa en septiembre, como parte de la toma de control del Gobierno estadounidense, Liddy ha sido criticado con dureza por las bonificaciones pagadas a empleados de AIG, así como por las dificultades para vender con rapidez varias divisiones de negocios de AIG para cancelar sus obligaciones con el Gobierno. En entrevistas recientes, Liddy dijo que su reemplazante debería planear pasar una buena cantidad de tiempo en Washington DC