La compañía española de energía e infraestructuras Acciona prevé que su deuda alcance 8.200 millones de euros al cierre de 2009,  según el director general de Desarrollo Corporativo, Juan Muro-Lara, en una teleconferencia con analistas.  La deuda neta de la compañía alcanzaba los 5.347 millones de euros a 31 de marzo.  La mayoría de la nueva deuda provendrá del negocio energético, en gran parte por la adquisición de los activos renovables de Endesa. Acciona pactó el pasado febrero la venta de su participación en Endesa a la italiana Enel.