Las acciones de General Motors cayeron el viernes a un nuevo mínimo, a medida que circulaban artículos en la prensa sobre cómo los ejecutivos de la empresa automotriz se están volviendo más abiertos a solicitar la protección de bancarrota.

En respuesta a un artículo de The Wall Street Journal, GM afirmó que no ha cambiando de posición frente a una bancarrota y aún cree que sus medidas de reestructuración funcionarán.

Las acciones caían el viernes por la tarde 39 centavos, o el 21%, a 1,46 dólares.

Durante la mañana, llegaron a caer a un nuevo mínimo de 1,27 dólares, nivel en que no se habían negociado desde 1933, según el Center for Research in Security Prices de la escuela de negocios de la Universidad de Chicago.

El valor de la empresa automotriz ahora ha caído un 54% en lo que va del año y un 94% en los últimos 12 meses.