El banco holandés ABN-AMRO logró durante el ejercicio 2008 un beneficio neto de 3.600 millones de euros gracias a la adquisición de la entidad por el consorcio formado por el Santander, el Royal Bank of Scotland (RBS) y el belga-neerlandés Fortis, según un comunicado publicado hoy. ABN-AMRO especificó que la compra por parte del consorcio generó una ganancia de 16.500 millones de euros, la cual compensó el impacto negativo de la crisis económica a partir del último trimestre de 2008.
La crisis financiera afectó especialmente a la división de mercados globales, que ha sido adquirida por el escocés RBS, precisó la nota.

Las actividades del banco en Holanda, que desde finales de 2008 están en manos del Estado holandés, produjeron beneficios positivos durante todo el ejercicio de 2008, especificó ABN-AMRO.