ABN Amro Holding, el banco propiedad conjunta de Royal Bank of Scotland Group, Banco Santander  y el Estado holandés, dijo el lunes que tuvo pérdidas netas en el primer trimestre en el negocio que adquirió a RBS, y añadió que se separará del banco británico a finales de 2009. ABN Amro registró una pérdida después de impuestos de 886 millones de euros.
Eso incluye una pérdida de 928 millones de euros en el negocio adquirido a RBS, engullendo la ganancia de 87 millones de euros del negocio que compró al Estado holandés. El banco dijo que sus dueños estaban trabajando en un plan para separar legalmente el negocio comprado al Estado holandés de las actividades de RBS en dos bancos legalmente separados a finales de 2009.

La intención de ABN Amro es integrarse con Fortis Bank Holanda y "centrarse en tres segmentos de clientes": clientes comerciales holandeses, consumidores holandeses y clientes privados internacionales.

ABN Amro dijo que "continúa estando bien financiada y capitalizada". El banco alcanzó un ratio Tier-1 del 12,7% y un ratio total de capital del 16,8% a finales de marzo.

Esto refleja una reducción del riesgo en activos problemáticos en el primer trimestre y una inyección de capital de 3.000 millones de euros, dijo ABN Amro.

ABN Amro fue adquirido por un consorcio de Fortis, RBS y Santander en octubre de 2007. Un año después, el Estado holandés dijo que había comprado Fortis Bank Holanda, incluyendo sus intereses en ABN Amro.