ABN Amro Holding, el banco propiedad conjunta de Royal Bank of Scotland Group, Banco Santander  y el Estado holandés, dijo el lunes que tuvo pérdidas netas en el primer trimestre en el negocio que adquirió a RBS, y añadió que se separará del banco británico a finales de 2009. ABN Amro registró una pérdida después de impuestos de 886 millones de euros. Eso incluye una pérdida de 928 millones de euros en el negocio adquirido a RBS, engullendo la ganancia de 87 millones de euros del negocio que compró al Estado holandés. El banco dijo que sus dueños estaban trabajando en un plan para separar legalmente el negocio comprado al Estado holandés de las actividades de RBS en dos bancos legalmente separados a finales de 2009.