El grupo concesional Abertis anunció el martes que cerró el primer trimestre del año con un resultado bruto de explotación EBITDA de 522 millones de euros, un 1,5 por ciento por debajo del obtenido un año antes. El resultado, que estuvo por encima de los 506 millones de euros previstos de media por los analistas, se produjo en un contexto en el que los ingresos de explotación subieron un 2,1 por ciento hasta 862 millones de euros, frente a los 835 millones previstos por los analistas.