El grupo de infraestructuras Abertis negocia con los socios privados de Hispasat para comprar cerca del 40% del operador de satélites español por mas de 300 millones de euros.
Aunque desde Abertis se ha declinado hacer ningún tipo de comentario al respecto, las fuentes consultadas por EFE señalan que entre los socios de Hispasat que están negociando con Abertis se encuentran Telefónica, Auna -participada por Santander, Unión Fenosa y Endesa-, BBVA y EADS-Casa. Las conversaciones son con cada accionista y, en los últimos meses, alguno de ellos ha entrado y salido de la ronda de contactos, con lo que resulta difícil establecer el paquete final que se quedará la concesionaria de autopistas española, que en todo caso, rondará el 40%. El capital de Hispasat se reparte entre el grupo francés Eutelsat, como socio mayoritario, con el 27,69%; seguido del grupo de antiguos socios de Auna con el 17,64%; Inta, 16,42%; Telefónica, 13,23%; BBVA 10,75%; EADS-Casa, 5%; Sepi, 7,41%; y CEDETI, con el 1,85%. Los socios privados que pueden vender a Abertis suman un 46,62% del capital, pero fuentes conocedoras de las negociaciones con el gestor de infraestructuras no descartan que alguno de ellos pueda negarse, en el último momento. La venta a Abertis precisa una separación dentro de la red de satélites de Hispasat entre la banda civil y la banda militar, que procesa los datos y comunicaciones del Ministerio de Defensa, una alternativa técnica que es viable, según las fuentes consultadas. Estas fuentes del sector de telecomunicaciones señalan que Abertis concretará su entrada en Hispasat antes del verano, lo que supondrá, de hecho, su toma de control de los satélites españoles. El grupo que dirige Salvador Alemany compró a final del 2006 el 32% de Eutelsat, por lo que indirectamente, a través del grupo galo, ya controla el 8,8% de Hispasat. En todo caso, entre Eutelsat, donde Abertis es el primer accionista a través de Abertis Telecom, y el paquete de cerca del 40% que adquirirá la concesionaria española, se tendrá una participación mayoría en Hispasat. Además, según las fuentes del sector de las telecomunicaciones consultadas, la presencia de Abertis garantiza la españolidad del capital de Hispasat, donde la mayoría de los socios privados, como Auna o el BBVA, llevan casi dos años intentando vender sus acciones. Este es el segundo intento de Abertis de entrar en Hispasat, puesto que en 2005 el grupo ya mantuvo diversos contactos que entonces se condicionaron a participar en la gestión del grupo. La junta general de accionistas de Hispasat decidió el pasado viernes, con la abstención del socio mayoritario Eutelsat, emprender "todas las actuaciones necesarias para una posible salida a bolsa de la compañía" y avanzó que para ello solicitará la modificación del marco normativo que les permite realizar esta acción. Fuentes del sector señalan que al hablar de "posible" los socios privados no se comprometen con el proyecto y que la abstención del primer accionista, Eutelsat, hacen que esta futura salida al mercado de valores de Hispasat se haya enfriado de forma definitiva. El grupo Hispasat, que preside Petra Mateos, vive un momento de recuperación económica y cerró el año 2006 con unos beneficios de 24,5 millones de euros, un 149% más que en el año anterior, y el volumen de negocio creció un 21% hasta 120,5 millones de euros. Por su parte, en 2006 Abertis Telecom registró ingresos de explotación que crecieron un 31% hasta llegar a 369 millones (11% del total de Abertis), y un beneficio operativo bruto (EBITDA) de 154 millones de euros (7% del total).