Abertis Infraestructuras considera que el pacto alcanzado entre el Ministerio de Infraestructuras italiano y Atlantia sobre las concesiones de autopistas del país transalpino no basta para retomar los planes de fusión. La compañía española entiende que todavía hay que esperar a que el marco regulatorio concluya. Abertis es consciente de que el mecanismo de fijación de las tarifas dependerá de la calidad del servicio, inversiones comprometidas, inflación, etcétera, pero insiste en que el marco regulatorio está por concluir y que, por tanto, no se sabe cómo afecta al valor de Atlantia.
Por otra parte, los términos de una eventual fusión se han visto alterados 'notablemente' respecto a los de abril de 2006, según señala Abertis a Cinco Días, mencionando el mayor valor de los activos de la catalana y el impacto que tenga la nueva regulación en Atlantia. Hace tan sólo dos días, el presidente de Atlantia (antigua Autostrade), Gian Maria Gross-Pietro, señalaba que su compañía podría retomar las conversaciones con la española Abertis "cuando el proceso de redefinición del marco regulatorio esté completamente definido".