Abengoa Solar puso hoy en marcha su primera torre experimental de alta temperatura de segunda generación con características únicas en España y Europa en la Plataforma Solúcar, en Sanlúcar la Mayor (Sevilla), con el objetivo de mejorar el rendimiento de las plantas hasta un 20% y así reducir los costes de generación y la extensión del campo solar. La planta 'Eureka', de unos dos megavatios (MW) de potencia, busca probar de forma experimental y a escala reducida un nuevo tipo de planta con tecnología de receptor central, que permita la implementación de ciclos termodinámicos de mayor eficiencia. Las instalaciones, que ocupan 5.000 metros cuadrados, consta de 35 heliostatos, una torre de 50 metros donde se aloja el receptor sobrecalentador experimental y un sistema de almacenamiento de energía para los momentos en que no hay sol.