El grupo de ingeniería invertirá 600 millones de euros en la construcción de dos plantas eléctricas termosolares en la localidad sevillana de Écija. Cada de una de las instalaciones tendrá una capacidad de 50 megavatios.