La junta de gobierno de la AIE ha advertido este jueves que el alza del precio del petróleo está afectando a la recuperación de la economía global, a pesar de las caídas más recientes.

La agencia también ha instado a los países productores de petróleo a tomar medidas para reducir el precio del oro negro. En su reunión ordinaria trimestral, la junta ha examinado la evolución del mercado del crudo y su impacto en la economía mundial.

A pesar de que ha sufrido una corrección de cerca del 10% desde el 5 de mayo, los precios del petróleo se mantienen elevados, impulsados principalmente por los fundamentales del mercado, la incertidumbre geopolítica y las expectativas futuras.

Tal y como informa la CNBC, la demanda entre los meses de mayo y agosto aumenta de forma considerable, por lo que es una necesidad que haya suministros adicionales para que no suba el precio, han argumentado desde la Agencia.

“Los aumentos adicionales en los precios en esta fase del ciclo económico pueden hacer descarrilar la recuperación económica mundial y esto no está en los intereses de los países productores ni de los consumidores. Los países importadores de crudo que están en vías de desarrollo tienen más probabilidades de verse gravemente afectado por el alto precio, lo que puede perjudicar su desarrollo económico y el bienestar social” han dicho desde la AIE.

La junta ha expresado su profunda preocupación porque cada vez hay más indicios de que el aumento en los precios del petróleo está afectando a la recuperación económica, aumentando los desequilibrios mundiales, reduciendo los ingresos e incrementando los tipos interés y la inflación.

El West Texas está a estas horas en 98,40 dólares el barril, tras caer un 1,63%.