Wall Street ha abierto este martes con signo mixto en su tres principales índices (Dow Jones: -0,06%, Nasdaq: +0,35%, S&P 500: 0,26%), después de la cadena de supermercados Wal-Mart haya anunciado un plan de recompra de acciones de 20.000 millones de dólares. 

En el Dow Jones, las acciones que más suben son las de Wal-Mart que se revaloriza un 3,2%, seguido de Chevron (1,4%) y Pfizer (1%). Por su parte, los valores que más caen son los de UnitedHealth que caen un 0,7%, United Technologies un -0,3% y DowDuPont un 0,1%.

La sesión en Estados Unidos estará huérfana de publicaciones económicas de importancia, aunque está previsto que hablen dos miembros de la FED, el presidente del Banco Central de Minneapolis, Neel Kashari y el de Dallas, Rob Kaplan. Ambos son miembros del Comité Federal del Mercado abierto, el organismo que decide sobre la política monetaria, con lo que sus opiniones podrían influir en los mercados.

Se trata de la última sesión antes de que comience de verdad la temporada de resultados del tercer trimestre. Mañana se espera que publiquen sus cuentas BlackRock, Delta Airlines, mientras que JP Morgan y Citigroup lo harán el jueves y Bank of America y Wells Fargo publicarán sus cuentas el próximo viernes.

Habrá que ver si las cifras no echarán un jarro de agua fría sobre unos inversores que en las últimas sesiones están descontando que, finalmente, la administración de Donald Trump pondrá definitivamente en marcha la reforma fiscal que tanto añoran los inversores.

Desde el punto de visto empresarial Pfizer ha comunicado que está analizando alternativas para su unidad de consumo de salud, entre el que se incluye un posible spin-off, que convertía a su unidad de consumo en una nueva empresa. También planea un spin-off de los activos no principales, Honeywell que saldrá a bolsa. Procter & Gamble, por su parte, se enfrenta a una votación de sus accionistas, que tendrán que decidir si admiten en el consejo al activisto Nelson Peltz.