El mercado norteamericano inicia el día con una apertura con ligeras subidas y a la espera de que la Reserva Federal haga la valoración del dato preliminar del PIB del primer trimestre de Estados Unidos. Con todo, las tecnológicas se encuentran en el centro de la escena y son las que vuelven a tirar del carro después de la presentación de los resultados correspondientes al primer periodo del año.


Así pues, el S&P 500 arranca con un repunte del 0,16%, el Dow Jones suma un 0,11%, mientras que el Nasdaq avanza un 0,12%.

Aunque hoy es el primer día de la semana en Europa, es la segunda sesión en Estados Unidos y sigue dominada por los resultados empresariales, algo que está dando ventaja al Nasdaq con respecto a los otros índices.

En estos momentos nos encontramos con que todos los índices principales no han superado la zona de máximos de este año salvo el Nasdaq compuesto que está sacando muchísimos puntos con respecto a la zona de estancamiento que rondaba los 5.900 puntos.

Lo anterior es gracias a ese período dentro de la temporada de resultados que corresponde las grandes tecnológicas, muchas ya han dado resultados, pero quedan algunos de los peces más gordos como por ejemplo Apple, que los darán esta noche.

Con respecto a Apple, debemos estar atentos a la transformación que está sufriendo la compañía en los últimos años. Recuerden que hace ya bastante tiempo que los directivos se dieron cuenta que Apple, teniendo en cuenta de dónde venían sus ingresos, se estaba convirtiendo poco a poco en una empresa de servicios tecnológicos y no tanto de tecnología. Este cambio puede parecerse a lo que algunas empresas de servicios están sufriendo con la creación de los servicios en la nube. Esto quiere decir que poco a poco estamos viendo que el servicio en la nube gana peso dentro de las empresas y la venta tradicional de productos está descendiendo. En Apple la visión sería la de ver cómo la venta de servicios por Internet va subiendo poco a poco y llegará un momento en donde podría incluso ser superior, con mucho, a la de la venta de tecnología.

Por lo pronto, seguirá mirándose con lupa la cantidad de iPhones que se hayan vendido, y recuerden que había cierto escepticismo en las ventas del iPhone de última generación porque muchos piensan que el siguiente, que corresponde al 10º aniversario de la aparición del famoso artilugio, será revolucionario, lo que hacia pensar que podría no venderse tanto como se esperaba del nuevo. Si las ventas superan las previsiones, entonces podríamos tener un impulso alcista suficiente por haber roto las estadísticas por arriba.

Otro punto interesante será intentar ver cuáles son las ventas del iWatch, los famosos “artilugios vestibles” que parece que más allá del campo deportivo, no están teniendo una gran aceptación y muestra de ello son las noticias de que grandes desarrolladores están quitando sus aplicaciones del susodicho aparato como por ejemplo Google Maps o eBay.

Veamos los resultados empresariales que van a ser valorados hoy al haber aparecido antes de la apertura:

- AMD es uno de los protagonistas del día la acertado ayer tras el cierre unos resultados que parecen haber sido ya descontados en tiempos pasados poseen el fuera de horas esta teniendo un batacazo realmente importante.

Durante el primer trimestre ha tenido unas pérdidas netas de -0,08 $. Ajustados son pérdidas de -0,04 $, justo lo esperado.

Para las ventas, han sido de 984 millones de dólares, 1 millón menos de lo esperado y más o menos en la mitad del rango esperado por la propia compañía.

Con respecto al trimestre en curso se esperan un incremento de las ventas del 17%.

Tampoco podemos descartar el factor técnico, ya que si miran el gráfico adjunto tenemos una especie de canal bajista desde los máximos de este año y en donde ahora mismo estaría en peligro la directriz alcista desde los mínimos de diciembre del año pasado.