Los principales índices de la bolsa de Nueva York abren la sesión en positivo, ante la reducción de las tensiones comerciales entre EEUU y China, además de por una inflación en agosto que ha sido menor a la esperada. De esta forma, en Wall Street, el S&P 500 se encamina hacia su cuarta sesión consecutiva con ganancias.

Suben los futuros de Wall Street antes del dato de ipc

Apertura al alza en Wall Street después de que el parqué neoyorkino cerrase la jornada de ayer terreno mixto, en  una sesión de nuevo marcada por la tensión comercial entre Washington y Pekín, a la que se sumó la presentación de productos de Apple.

Y es que según fuentes citadas por el diario The Wall Street Journal, el secretario de Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, ha invitado a las autoridades chinas a una nueva ronda de negociaciones a finales de este mes.

El diario señala que dada la naturaleza difícil de las negociaciones entre los dos países durante el último año no hay garantías de que la invitación se traduzca en una reunión, añadiendo que las autoridades chinas pueden dudar aceptar la invitación si no hay signos de que los negociadores estadounidenses tienen autoridad para hablar en nombre de su presidente.

En los primeros compases de la sesión al otro lado del Atlántico, el Dow Jones sube un 0,35%, el S&P 500, un 0,36%; y el Nasdaq, un 0,69%.

Con el Dow Jones en los 26.119,74 puntos, la mayor subida es la de Intel, que avanza un 1,54%; por delante de P&G, que se revaloriza un 1,34%, y de Apple, que repunta un 1,07%.

Las subidas de Apple se producen después de cerrar la jornada de ayer con un descenso del 1,24% una vez que la compañía de la manzana presentó sus tres  nuevas versiones del iPhone.

Los expertos de Bankinter consideran que “la acogida del mercado fue fría, debido a que las novedades presentadas en las nuevas no son tan relevantes como las innovaciones que Apple presentó en anteriores actualizaciones de sus modelos, como la grabación de video en 2009, el asistente digital Siri en 2011 o el escáner de huella digital en 2013”.

 Sin embargo, estos expertos creen que “la cotización se mantendrá respaldada, ya que con estos nuevos modelos Apple conseguirá seguir incrementando el precio medio por unidad vendida, que ascendió a 724 dólares en el segundo trimestre de 2018”.

Por el contrario, el mayor descenso del Dow Jones es el de Home Depot, que se deja un 0,77%; seguido de Coca-Cola y de Walmart, que recortan un 0,58% y un 0,57%, respectivamente.

Subidas en Wall Street tras conocerse el IPC

Los avances en Wall Street se producen después de que se haya conocido que el índice de precios al consumidor (IPC) en Estados Unidos subió menos de lo previsto en agosto, debido a que los aumentos en la gasolina y los alquileres fueron contrarrestados por menores costos de la atención médica y la indumentaria, mientras que las presiones inflacionarias subyacentes también parecían desacelerarse.

Según los datos publicados por el Departamento de Trabajo, la inflación estadounidense aumentó un 0,2% el mes pasado tras un avance similar en julio. En los 12 meses hasta agosto, el IPC subió un 2,7%, desacelerándose desde el 2,9 % de julio.

Excluyendo los componentes volátiles de alimentos y energía, el IPC avanzó un 0,1%.

De esta forma, el dato se mantiene por debajo de lo esperado por el consenso, que esperaba un avance del 0,3% en el IPC y del 0,2% en el índice de precios subyacente para agosto.

En EEUU también se ha conocido que el número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo cayó la semana pasada a su nivel más bajo en casi 49 años.

Las peticiones de ayuda por desempleo bajaron en 1.000, a una cifra desestacionalizada de 204.000, en la semana que terminó el 8 de septiembre, la lectura más baja desde diciembre de 1969, según ha publicado hoy el Departamento del Trabajo. El mercado esperaba que las peticiones aumentaran a 210.000 en la última semana.