El mercado americano mantiene las alzas después de que el BCE haya dejado sin cambios los tipos de interés. En el punto de mira, las elecciones en Reino Unido y las declaraciones del ex presidente del FMI. El S&P500 suma un 0,06% - hasta los 2.433- el Nasdaq suma un 0,2% hasta los 6.309 puntos mientras que el Nasdaq sube y abre 6.305 puntos.   

 

Los inversores en el mercado americano vuelven a ver subidas en su cartera al abrir los principales índices de Wall Street  con subidas después de que el BCE haya mantenido los tipos de interés sin cambios, tal como se esperaba. Esto supone el quinto trimestre consecutivo en el que la entidad monetaria no toca los tipos de interés  - actualmente en el 0%-  y de nuevo Mario Draghi ha vuelto a manifestar que está ahí para incrementar el QE siempre que sea necesario.

José Luis Cárpatos, analista independiente reconoce que aquí la cuestión “es que el BCE sigue diciendo que la economía va bien, pero la inflación subyacente sigue sin despertar, algo que no nos pilla de sorpresa porque el crecimiento de los salarios en la periferia de la zona euro está haciendo de freno constante para la recuperación económica. Mientras no se cree más empleo y la fuerza laboral empiece a ocuparse, no habrá competición por los salarios para llevarse a los mejores trabajadores porque simplemente hay demasiados disponibles”

Lo anterior, hasta aquí, dentro de lo razonable y lo esperable, pero lo que nos ha dejado con los ojos como platos es el nuevo comentario diciendo que el BCE está preparado para bajar más los tipos de interés si llegase el caso. Estamos hablando de que los tipos de interés están al 0% y los depósitos al -0,4%, así que ¿hasta dónde los van a bajar?

Ahora lo que habrá que ver, prosigue este experto, es que la FED haga una referencia a un factor parecido al de la zona euro, aunque no parece que sea el  caso. La conclusión más lógica es que la diferencia entre caminos de los bancos centrales se mantiene e incluso amenaza con ser un poco mayor, lo que en cierto modo no sólo sostiene si no que aumenta el ratio riesgo/recompensa de la zona euro y ya saben que los americanos cuando piensan en el extranjero, lo que se considera mejor punto de pivote para aprovechar una mejora de la economía y de los mercados es precisamente sector bancario.

La atención en el mercado americano estará puesta en las declaraciones del ex director del FMI , James Comey, que va a responder las preguntas ante el Comité de inteligencia del Senado, siendo la primera que el director habla públicamente desde que fuera dimitido por parte de Donald Trump.

En el plano macro, pendientes de la reacción a las peticiones semanales de desempleo después de que la semana pasada cayeran en 10.000, hasta las 245.000 peticiones.