Apertura a la baja en Wall Street con la vista puesta en la corrección del sector tecnológico y en la decisión de tipos de la Reserva Federal (Fed) del jueves. El euro se mantiene fuerte frente al dólar y se cruza en los 1,12. Mientras que el petróleo, por su parte, rebota con cierta alegría al filo de los 49 dólares el barril.

Wall Street arranca la semana en ‘números rojos’ mientras las tecnológicas continúan con la senda bajista que arrancaba el viernes, su peor comportamiento desde mediados de mayo. Las principales ventas las protagoniza este lunes Apple, después de que Mizuho Securities haya rebajado su recomendación hasta neutral desde comprar, destacando que el mejor escenario ya está descontado por el valor.

Con todo, la clave de estas cinco sesiones será la reunión de la Reserva Federal (Fed), que finaliza el miércoles con la decisión de tipos de interés y en la que ofrecerán asimismo  sus nuevas previsiones macroeconómicas. El mercado descuenta prácticamente al 100% un incremento de 25 puntos básicos en el precio del dinero, hasta el rango comprendido entre el 1% y el 1,25%.

Vea también: "Los datos macro deberían hacer replantearse a Yellen la subida de tipos de interés en junio"

“Esperamos que el banco central mantenga su rumbo y eleva tipos, pero no que el mercado le preste mucha atención”, apuntan los expertos de Deutsche Bank. “Mientras la ‘prima de plazo’ siga siendo benigna, gran parte de la explicación de por qué el consenso está cotizando erróneamente el diagrama de puntos más allá de la curva, los activos de riesgo deberían comportarse bien sobre la base de un entorno de tipos persistentemente bajos”, detallan.

Mientras, desde Renta 4 añaden que puede que la Fed “incluso haga alguna referencia al inicio de reducción de balance, sobre todo en un contexto en que la probabilidad de una tercera subida de tipos en 2017 (tras la de marzo y de concretarse la de junio) se ha reducido por debajo del 50%”.

La firma sigue viendo “cierta fortaleza de fondo en los mercados”, pero reitera su “mensaje de prudencia” ante los crecientes riesgos que no se están recogiendo y que podrían materializarse, “lo que daría lugar a una corrección que permita alcanzar puntos de entrada más atractivo”.

Vea también: La Fed se arriesga y apuesta

De momento, como decíamos al principio, las caídas se están materializando ya en el ‘sobrecalentado’ sector tecnológico, planteando la duda de si se trata de un mero alto en el camino o a algo mayor que ponga el riesgo el mercado alcista de Wall Street. De hecho, Goldman Sachs ha alertado recientemente sobre cierto exceso de valoración en la industria, pues sus analistas consideran que existen razones de peso para considerar excesivo el precio alcanzado por los denominados FAAMGs (Facebook, Amazon, Apple, Microsoft y Google).

Vigilan de cerca los expertos su comportamiento, sin descartar que nos encontremos simplemente ante una rotación hacia sectores que se han visto menos beneficiados por el rally. Y es que, tal y como detalla IG Markets, el 30% de la subida del S&P 500 en lo que llevamos de año se debe exclusivamente a los valores tecnológicos

Vea también: Los datos de IPC y las reuniones de la Fed y el BoE marcarán la pauta esta semana