Las acciones de Amazon caen en la preapertura tras no haber cumplido con las expectativas del consenso. Se trata de la mayor decepción de unos resultados de esta empresa desde hace tres años.

En concreto, la compañía ganó 4 centavos por acción, frente a 1,41 dólares que esperaba el consenso de Facset.

El beneficio neto de Amazon cayó hasta 197 millones de dólares en el segundo trimestre, un 77% menos que un año antes, por el aumento de las inversiones durante el trimestre.

Sin embargo, las ventas sí han estado por encima de las previsiones del consenso, al crecer un 25%, hasta 37.960 millones de dólares. La agencia Bloomberg ha calculado que en ni un solo trimestre de los 20 años en los que Amazon cotiza en bolsa ha publicado unas ventas inferiores al 10%.  Y esto gusta especialmente a los analistas.

Michael Yoshikami, fundador de Destination Wealth management, apuntaba minutos después de la publicación de las cuentas de Amazon en la CNBC que “como inversores, todo el mundo sabe que a Amazon no le importa la cifra de beneficios. Lo que estás comprando son el crecimiento de ventas, la cuota de mercado, y sospecho que cuando se bucea en los número puede verse que Amazon está haciendo un gran progreso”.

Y es que Amazon sigue actuando como tal y aumentado la inversión en todas las áreas: vídeo, centros de datos y expansión internacional.

De hecho, la empresa ha indicado que el ciclo de inversión va a continuar y ha emitido unas previsiones de beneficio operativo para el tercer trimestre de entre -400 y 300 millones de dólares.  Su director financiero apuntaba en la conferencia con analistas que en el tercer trimestre suelen incurrir en pérdidas, como adelanto a la temporada de vacaciones de navidad.

Las estimaciones de ingresos estuvieron en línea con las estimaciones, entre 39.250 millones de dólares y 41.750 millones de dólares.

Hay que recordar, que durante el pasado trimestre Amazon compró Whole Foods por 14.000 millones de dólares y está lanzando productos como el Echo, Alexa, el asistente por voz que compite con Google, por ejemplo.

Los beneficios de Amazon bajaron a su fundador Jeff Bezos del trono de hombre más rico del mundo, desbancado por unas horas a Bill Gates, el fundador de Microsoft, según los cálculos de Bloomberg, aunque ese honor le duró solo unas horas. Habrá que ver si la evolución de la compañía en las próximas semanas le permite hacerse con la corona.

Tras las cuentas, de los 18 cambios de precio objetivo que han llevado a cabo los analistas que siguen el valor, cinco han sido de mejora y 13 han tomado de decisión de rebajarlo.

Hay que tener en cuenta que tras la subida de un 40% en lo que va de año en bolsa, las acciones de Amazon cotizan por encima del precio objetivo del consenso de Factset, en 972,20 dólares por acción.

 

Sorpresas de Amazon