Los principales índices de la bolsa de Nueva York abren la sesión con ganancias, aunque leves, cambiando la tendencia que apuntaban los futuros. Toda la atención está puesta en las palabras del nuevo presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, quien defiende ante el Congreso un alza gradual de los tipos de interés, al tiempo que advierte del sobrecalentamiento de la economía.

La primera comparecencia de Jerome Powell, nuevo presidente de la Reserva Federal (Fed), ante el Comité de Servicios Financieros del Congreso tendrá lugar a las 16.00 hora española para ofrecer el discurso semianual sobre el estado de la economía.

Sin embargo, ya se han dado a conocer sus palabras. En sus discursos, Powell ha defendido que el banco central estadounidense se mantendría en una senda de incrementos graduales de las tipos de interés, pese a los estímulos de exenciones tributarias y gasto público.

En el famoso gráfico de puntitos en el que los miembros de la autoridad monetaria establecían sus objetivos en diciembre, se prevén tres subidas de tipos de interés este año. El mercado descuenta con un 97% de posibilidades que la primera se producirá en mazo. Son muchos los analistas que especulan con la posibilidad de que, finalmente, se suban los tipos cuatro veces este año. Powell no ha sugerido que el ritmo deba acelerarse, aun cuando "factores favorables" de los estímulos del gobierno y de una economía mundial más fuerte apoyen la recuperación económica de Estados Unidos.

"El Comité Federal de Mercado Abierto seguirá apuntando a un equilibrio entre evitar un sobrecalentamiento de la economía y llevar la inflación de los precios a un 2% sobre una base sostenida", ha dicho. "Algunos de los factores adversos que la economía estadounidense enfrentó en años previos se han convertido en factores positivos", ha declarado Powell, destacando los recientes cambios de política fiscal y la recuperación económica global.

El mensaje de tranquilad que Jerome Powell ha tratado de transmitir al mercado no ha servido para cambiar la tendencia de Wall Street, con unos futuros que registraban descensos.

Así, Wall Street abre la sesión de hoy con ganancias, aunque leves. El Dow Jones sube un 0,10%, el S&P 500, un 0,09%; mientras que el Nasdaq cede un 0,04%.

Con el índice industrial en los en los 25.735,78 puntos, las ganancias las lidera Intel, que sube un 0,90%, por delante de Nike y de General Electric, que se revalorizan un 0,50% y un 0,48%, respectivamente.

En la parte contraria de la tabla resalta el descenso de Walt Disney, que cae un 1,67%, seguido de Merck&CO, que cede un 0,59%, y de DuPont, que retrocede un 0,36%.

Así, los principales índices de la bolsa de Nueva York mantienen la tendencia positiva, después de que cerrasen la jornada anterior con grandes avances.  El lunes, el Dow Jones cerró con una subida del 1,58%, gracias a la estabilización del rendimiento de los bonos del Tesoro en EEUU, que le permitió recuperar parte de sus últimas pérdidas. El selectivo S&P 500 progresó un 1,18% y el Nasdaq  subió un 1,15 %, impulsado por las FAANG: Facebook (0,89 %), Amazon (1,46 %), Apple (1,98 %), Netflix (2,88 %) y la matriz de Google, Alphabet (1,51 %).

El analista de IG, Sergio Ávila, destaca que en la sesión de ayer los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años disminuyeron hasta el 2,8642% después de haber alcanzado la semana pasado un máximo de cuatro años impulsado por las compras de fin de mes y ajustes de posición antes del testimonio de Powell. Asimismo, añade que “esta caída de la rentabilidad alivió las preocupaciones sobre los aumentos de tipos de interés, después de que el viernes desde la Fed se indicase que no había motivos para cambiar el ritmo planificado de subidas de tipos de interés”.


“En Wall Street, de momento, todo apunta a que los inversores han dado por superada la reciente corrección, lo que ha permitido a los principales índices bursátiles de este mercado acercarse nuevamente a sus niveles de máximos históricos, los cuales se encuentran a tiro de piedra”, explican los analistas de Link Securities. Así, el Dow Jones y el S&P 500 están sólo un 3,5% aproximadamente por debajo de este nivel, mientras que el Nasdaq Composite tiene esta referencia mucho más cerca, al encontrarse a únicamente un 1,1% del mismo.

Hoy en el apartado empresarial la atención la centra Comcast. Y es que el gigante estadounidense de televisión por cable ha hecho una oferta por la británica Sky, valorada en unos 22.100 millones de libras (25.061 millones de euros), en desafío a la actual propuesta de 21st Century Fox de Rupert Murdoch. En un comunicado remitido a la Bolsa de Londres, Comcast Corporation, propietaria de CNBC y Universal Pictures, señala que ha presentado una oferta de 12,50 libras (14,1 euros) por acción, un 16 % más que la del empresario estadounidense.

En los primeros compases de la sesión, las acciones de Comcast cae un 5,65%, mientras que Sky sube un 21,27%.

Más allá de las declaraciones de Powell, hoy se ha conocido que los pedidos de bienes duraderos cayeron por segundo mes consecutivo en enero y los envíos apenas subieron, lo que sugiere una desaceleración en el gasto de las empresas en equipamiento tras un robusto crecimiento en 2017.

En concreto, según los datos del Departamento de Comercio, los pedidos generales de bienes duraderos bajaron un 3,7% en enero, afectados por el desplome del 10% de la demanda por equipamiento de transporte.

Los pedidos de bienes de capital fuera del sector de defensa y excluyendo aeronaves, cayó un 0,2% el mes pasado tras ceder un 0,6% en diciembre.

También se publicará la confianza del consumidor de febrero elaborada por el Conference Board.

En la apertura de la sesión en Wall Street, el euro se intercambia a 1,229 dólares

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent baja un 0,07%, hasta los 67,31 dólares, al tiempo que el West Texas de referencia en Europa cede un 0,22%, hasta los 63,77 dólares por barril.