Toyota y su desafío con los coches eléctricos

Toyota Motor Sp ADR fue golpeado como cualquier otro fabricante de vehículos por la pandemia y la crisis de chips. Pero con esos problemas superados tiene otro bache en el camino, la fabricación de coches eléctricos y el interés por gobiernos y consumidores por este tipo de vehículos según Jacky Wong en The Wall Street Journal.

Los ingresos de la compañía el último trimestre cayeron un 4.5% respecto al año anterior debido a la escasez de chips.

Toyota redujo su pronóstico de ventas el miércoles en un 3.5% para el año fiscal que finaliza en marzo, ya que la escasez de semiconductores redujo la producción. Ahora espera producir 8.5 millones de automóviles, incluida su marca de lujo Lexus, este año fiscal, por debajo de los 9 millones previstos en noviembre. Eso todavía sería un 8% más alto que las ventas en el año fiscal anterior. También ajustó a la baja su pronóstico de ingresos, pero mantuvo sin cambios la guía de ganancias. Eso refleja en parte un yen más barato, pero también poder de fijación de precios: es probable que se produzcan recortes en los incentivos y descuentos en un mercado donde la oferta sigue siendo tan limitada.

Atrasado en el sector de coches eléctricos

Con la pandemia probablemente finalmente disminuyendo en 2022, la firma japonesa también podría poner este problema en el espejo retrovisor con éxito: los coches eléctricos. La pregunta más importante para los inversores es en qué dirección se dirige realmente la empresa. La compañía ha tardado en impulsar los vehículos eléctricos a batería y, en cambio, se ha basado en híbridos tradicionales como el Prius para su estrategia eléctrica.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Pero cómo lidiar con la transición EV se ha convertido en una pregunta inevitable para todos los fabricantes de automóviles, especialmente después del crecimiento explosivo del año pasado. Las ventas de vehículos eléctricos se duplicaron en 2021, impulsadas por un fuerte crecimiento en China y Europa. Los vehículos eléctricos, incluidos los híbridos enchufables, representaron el 17% de las ventas de automóviles en Europa y el 13 % en China durante todo 2021, según el rastreador de datos de la industria Volúmenes EV. Las tasas de penetración fueron aún más altas en la segunda mitad del año.

Los dos mercados más grandes de Toyota, Japón y EE. UU., están rezagados en la adopción de vehículos eléctricos. La cuota de mercado de vehículos eléctricos es de alrededor del 4,4 % en América del Norte, según los volúmenes de vehículos eléctricos, e incluso más baja en Japón. Es comprensible que los vehículos eléctricos con batería y los híbridos enchufables representen alrededor del 1% de las ventas de automóviles de Toyota a nivel mundial. Pero cada vez más, las políticas gubernamentales y los cambios en el mercado pueden obligar a la empresa a moverse más rápido.

De hecho, la empresa reveló su plan EV más ambicioso hasta el momento en diciembre. Dijeron desde la firma que tienen como objetivo aumentar las ventas de vehículos eléctricos a batería a 3,5 millones para 2030 y se comprometió a invertir 70.000 millones de dólares en electrificación, y la mitad de eso se destinará a dichos vehículos eléctricos. Lanzarán 30 nuevos modelos EV junto con Lexus.

De cara al futuro, los accionistas de Toyota observarán de cerca cómo, y si, la compañía puede seguir acumulando ventas y ganancias en función de su dominio de las plataformas existentes, al mismo tiempo que realiza inversiones más audaces y más grandes en tecnologías futuras.

Toyota Motor Sp ADR cerraba la sesión del martes en los 200.32 dólares y las medias móviles se muestran alcistas al quedar la de 70 periodos por encima de la de 200 periodos. Los indicadores de Ei se muestran en su mayoría alcistas.