Wall Street cerró el viernes su peor semana en dos años. Las caídas habían comenzado días antes, pero los  últimos datos de empleo desencadenaron un fuerte repunte en la rentabilidad de los bonos soberanos, que anticipant una mayor inflación y, quizá, una mayor velocidad de la FED a la hora de subir los tipos de interés. ¿Será este el catalizador de la próxima corrección?

Técnicamente una corrección se produce cuando las bolsas caen un 10%, o más. Y hace años que los mercados  habían olvidado este tipo de movimientos en medio de una complacencia que a muchos analistas les parecía desmedida. Hace alrededor de una semana, los analistas de Goldman Sachs ya se descolgaban del consenso y avanzaban que los mercados se dirigían a una corrección en el corto plazo. Recuerdan en la entidad que  estos movimientos suelen acabar con unas caídas medias del 13% y se suelen tardar cuatro en recuperar el nivel anterior a la caída. En estos momentos, las bolsas americanas se dejan casi un 4% desde sus máximos. (Siete señales súper optimistas que pueden estar adelantando una corrección).

Índices americanos

Ninguna firma de análisis, no obstante, se asusta ante la posibilidad de que lleguen las caídas. En general, suelen decir que se trata de ajustes saludables en los mercados y la mayor parte de los analistas en las últimas semanas afirman que aprovecharían los descensos para comprar más renta variable.

Como explican los analistas de Fisher Investment en España, “el riesgo real que viene asociado con las correcciones no es experimentar una, sino sufrir pérdidas al vender y comprar acciones intentando adivinar cuándo va acabar una corrección. Es una decisión que conlleva varias hipótesis: ¿Cuándo vender? ¿Qué acciones mantener? ¿Cuándo volver a comprar? ¿Seremos capaces de conseguir identificar el techo y el suelo del mercado?”

El peligro que viene asociado a una corrección es claro para estos analistas “no tenemos constancia de nadie que haya sido capaz de acertar la respuesta de todas estas preguntas en varias ocasiones. La urgencia de vender es normalmente más fuerte cuando las correcciones están a punto de tocar fondo, después de todo, el mercado suele caer rápido y cuando sucede solemos querer salir rápido. Pero ese es justo el peor momento para vender, porque te encierras en caídas mientras que eliminas la posibilidad de un rebote”. (Los bonos estadounidenses se disparan tras el dato de paro)

En su opinión, “las correcciones son un tema recurrente cuando el mercado alcista se acerca a nuevos máximos históricos. Muchas veces los medios ayudan a marcar el techo. Pero esa no es la forma correcta de pensar en nuestro posicionamiento. En nuestra experiencia, no nos podemos dar cuenta de que el mercado ha tocado techo al menos hasta tres meses después. Se tarda tiempo en recoger los datos y ver que son los fundamentales y no el sentimiento, lo que está haciendo que las bolsas caigan y que probablemente todo indique que seguirá pasando. Recordar esto puede ayudarle a evitar la trampa de vender en medio de una corrección, y perderse el repunte y el resto del mercado alcista”.

Mark Tinker, responsable de AXA IM Framlington Equities Asia, explica que “la actividad reciente sugiere que se acerca una corrección técnica”. De acuerdo con el experto, en renta variable puede observarse por la rotación experimentada desde sectores defensivos a cíclicos.  “Ahora es momento para mirar más  y ser más específicos en las acciones que elegimos”. Hace referencia el experto a los datos de Morgan Stanley que apuntaban que en enero se ha visto la mayor compra de futuros con una posición neta de calls en máximos y los puts en mínimos de 2010.

Como otras firmas de inversión, en Link Securities descartan que estemos frente al inicio de un mercado bajista. Explican que "no consideramos que estamos ante un cambio de tendencia de las bolsas, por lo que descartamos, de momento, el inicio de un mercado bajista, algo que entendemos no se producirá hasta que no se vislumbre una nueva recesión económica, escenario que descartamos por ahora"

sin 3%

Por eso algunos expertos como el fundador del hedge fund Mayflower, Larry  Glazer, ha afirmado en la CNBC que las caídas que vendrán a partir de ahora van a ser peores de lo que el mercado descuenta. El experto explica que los descensos no van a quedar en el 10%, sino que se acercarán al 20 o el 25%. En ese entorno, de hecho, las bolsas entrarían en un bear market, o mercado bajista.  Por eso la mejor apuesta ahora es evitar todo lo que ha estado funcionando hasta el momento, como las FANG (Facebook, Amazon, Netflix y Alphabet (Google.). En este entorno, Glazer optaría por las small caps y las materias primas.
Pero, ¿y los mercados europeos? No les ha ido mucho mejor. Desde los máximos del año, el Ibex 35, por ejemplo, se deja más de un 5%.  Álvaro Blasco, Director de ATL Capital, es de esos expertos que opta por aprovechar estos momentos. Hoy afirmaba en declaraciones a Intereconomía que "aprovechamos los recortes de hoy para tomar posiciones. Lo que estamos viendo es una corrección. Una corrección que llevamos trimestres diciendo que el mercado debía tener una. Por fundamentales, acabamos de conocer la semana pasada con los PMIs, han sido bastante positivos y eso se ha completado con bueno dato en Japón, China… Ahora mismo lo que hay es que saber elegir los valores y aprovechar para tomar posiciones. La excusa de esta corrección es la renta fija". En su opinión hay opciones en el sector financiero.  Además, indica que "aprovecharía las fuertes correcciones que han tenido compañías como Enagás, Gas Natural, Red Eléctrica, para tomar alguna posición. Creo que hay en el medio plazo se puede ganar un buen dinero", señala el experto.

En Link Securities también son compradores. Explican que "esta corrección puede ser una buena oportunidad de compra, siempre que se tenga paciencia y se espere que los mercados toquen fondo y se estabilicen. Habrá, por ello, que estar muy atentos al comportamiento de los bonos, activos que en los próximos días se convertirán en la referencia a seguir. En esta coyuntura, seguimos apostando por los valores que más favorecidos saldrán en el actual escenario económico: los bancos y aseguradoras, las compañías relacionadas con las materias primas minerales y el petróleo, y algunas compañías industriales cuya actividad está muy ligada al ciclo económico. Aprovecharíamos los fuertes recortes que pueden experimentar en un proceso correctivo este tipo de valores para acumular posiciones en los mismos. "

Índices europeos