Los principales índices de la bolsa de Nueva York suben en la apertura de una sesión en la que se han conocido varios datos macroeconómicos, mientras que la atención sigue puesta en la votación en el Senado de la reforma fiscal. El Dow Jones logra superar los 24.000 puntos por primera vez en su historia, con la reunión de la OPEP de fondo.

Wall Street sigue subiendo y registrando nuevos récords que llevan al Dow Jones  hasta el nivel de los 24.000 puntos por primera vez, con la atención puesta en la posible votación de la reforma fiscal en el Senado, y que así se cumpla el objetivo de que Trump pueda aprobar la modificación antes de Navidad.

Los analistas de Bankinter consideran que “para su aprobación es necesario el apoyo de 50 de los 52 senadores republicanos. Algunos de éstos han mostrado su desacuerdo con el plan por el impacto negativo sobre el déficit. Parece razonable llegar a un acuerdo si se introduce algún mecanismo de ajuste que permita mantener el endeudamiento público bajo”.

A la espera del índice PMI de Chicago, ya se ha conocido que el gasto del consumidor en Estados Unidos se desaceleró en octubre. En concreto, según los datos publicados por el Departamento de Comercio, el gasto del consumidor, que responde a más de dos tercios de la actividad económica estadounidense, subió un 0,3%, tras un avance revisado a la baja de 0,9% en septiembre.

Los gastos personales subieron en octubre un 0,3%, mientras que los ingresos personales se elevaron un 0,4%.

También se ha conocido que el número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo bajó la semana pasada por segunda vez consecutiva. Así, las solicitudes de ayuda por desempleo disminuyeron en 2.000, hasta las 238.000, según los datos que ha publicado hoy el Departamento de Trabajo, que ha revisado al alza (1.000 más) las solicitudes de la semana anterior.

Hoy tomarán la palabra varios miembros de la Reserva Federal, después de que su todavía presidenta, Janet Yellen, compareciese ayer por última vez ante el Senado, reafirmándose en su idea de progresiva subida de tipos de interés. En la misma línea, el Libro Beige reiteró un crecimiento sólido de la economíaestadounidense. “ Todo ello apunta a una nueva subida de tipos en la próxima reunión de la Fed (13-diciembre)”, explican desde Renta 4.

Con todo, en la apertura de la sesión, el Dow Jone sube un 0,31%; el S&P, un 0,38% y el Nasdaq, un 0,39%.

Con el índice industrial en los 24.013,80 puntos, Goldman Sachs lidera los avances al subir un 1,67%; por delante de Intel y de JP Morgan, que suben un 1,27% y un 1,06%.

Solo arranca la jornada en negativo P&G, que cede un leve 0,02%.

En EEUU la sesión de hoy también está marcada por la reunión de la OPEP en Viena, con un precio del Brent en máximos de más de dos años. “Se espera que se extienda el periodo de recorte de la capacidad de producción (-1,8 mln barriles/día) desde la fecha límite actual (marzo 2018) hasta finales del año 2018, algo que ya estaría descontado en mercado”, señalan los analistas de Renta 4.

“Esta extensión de los recortes a todo el ejercicio 2018 sería necesaria para recuperar el equilibrio entre oferta y demanda. La OPEP volvería a reunirse en junio 2018”, añaden. Ante la reunión de la OPEP los precios del petróleo registran grandes subidas.

En la apertura de Wall Street, el Brent avanza un 1,12%, hasta los 63,22 dólares, mientras que el West Texas sube un 0,75%, hasta los 57,73 dólares por barril.