Nasdaq encara diciembre entre ómicron y el tapering de la FED

NASDAQ 100 se mueve a golpe de la dinámica que presenta las novedades de la variante sudafricana ómicron en todo el mundo. Y en especial en sus consecuencias en Estados Unidos. Tras marcar un noviembre neutro, con apenas una ligera caída del 0,25% por debajo del recorte del 4,3% del Russell 2000, del 3,7% que cedió el Dow Jones o del 0,8%, también a la baja, del S&P500, no parece que diciembre, al menos sobre el papel, le sea propicio.

Y es que comienza bajo el influjo Covid-19 y su nueva variante que devuelve al mercado americano a los tiempos de mayores restricciones, cuando nos estábamos acostumbrando a que, la vacuna, solventara buena parte de los miedos y de la sombra de los confinamientos.

En medio de todo nos encontramos a los inversores americanos, sin alicientes sobre la mesa tras el cierre de la temporada de resultados- a pesar de que todavía queda un resquicio de compañías por presentarlos- y lo que es peor, los efectos perniciosos de ómicron en la recuperación, ya más venida a menos de lo esperado.

La vuelta de las restricciones y una nueva ola generalizada, sin conocer si las vacunas actuales protegen sobre la nueva cepa y su posible efecto contagio con mayor virulencia, devuelven la inestabilidad, mientras convivimos con una inflación desaforada que ya empieza, también como ahora veremos, a servir de aliciente bajista a los mercados.

En este entorno se mueve un Nasdaq 100 con avances superiores al 22% en el año como vemos en su dinámica con el S&P 500 y su similar avance. Con unas FAANG muy volátiles, comandadas por Google y sus ingresos que colocan al valor con repuntes anuales de casi el 70%, pero venidas a menos en el caso de Twitter con Jack Dorsey de salida y Meta con sus problemas de daño reputacional y afectada por la privacidad de Apple en sus ingresos.

Y un discreto discurrir, para un mes que les será crucial, para Amazon y Apple, en plena campaña navideña y la incógnita del efecto escasez por los cuellos de botella de la cadena de suministro global.

En su gráfica de cotización comprobamos como Nasdaq cede un 3% en las últimas cinco sesiones, con un mal comienzo del mes, que lleva ya, en el intramensual a caídas del 1,65%. Y se comprueba con su avance en el trimestre, como apenas se ha movido, frente a la primera parte del año con ganancias del 1,7%. En lo que va de año el indicador sube en el mercado un 23,19% mientras que desde diciembre del pasado ejercicio el repunte roza el 27,5%.

Estrategias de Inversión
Nasdaq evolución anual del indicador

El segundo temor del mercado viene de la mano de la FED, con un Jerome Powell que focaliza en la subida de la inflación la retirada de estímulos, que será más potente de lo inicialmente esperado ante el discurrir persistente de los precios de consumo. La reducción inicial en esa flexibilización cuantitativa, 15.000 millones de dólares al mes en un esquema de compra que concluirá en junio del año que viene.

Sobrevolando la anticipación de la subida de tipos, que de momento el presidente de la Reserva Federal norteamericana no ha querido sacar a pasear, pero que sigue estando presente. Hace apenas unos meses Powell seguía hablando de la coyunturalidad de la inflación y miren lo que ahora ocurre.

En cuanto a los aspectos técnicos del Nasdaq 100 empezamos por la nota que otorga Estrategias de Inversión en sus indicadores premium. Le atribuye un 8 de los 10 puntos posibles con tendencia alcista a medio y largo plazo, momento total lento y rápido positivo y volumen de negocio a medio plazo que es creciente para Nasdaq.

Nasdaq indicadores premium de Estrategias de Inversión

En el otro lado vemos al volumen a largo plazo que se comporta de forma decreciente y a la volatilidad del indicador, su rango de amplitud que, en ambas vertientes, tanto a medio como a largo plazo, se muestra creciente para el indicador.

En sus niveles técnicos destacamos el movimiento hacia el soporte del canal, si se mantienen las caídas, en los 15.900 puntos, aunque de romper a la baja ese nivel, hablaríamos de un retroceso hacia el promedio móvil de 50 días, en el entorno de los 15.585 puntos. Sin embargo, si fluyen los inversores al alza, la primera resistencia técnica se encontraría en los 16.450 puntos y, de superarlo podría probar la ruptura de máximos históricos, en 16.765.

Si quiere conocer los valores más alcistas de la bolsa, regístrese gratuitamente en Estrategias de Inversión.