Aunque en cierta forma le beneficiaría a Elon Musk, CEO de Tesla, el esfuerzo federal de la administración Biden para impulsar la adopción de vehículos eléctricos. El mismo ha criticado la propuesta y señaló que China está ajustando su creciente posición como potencia mundial dominante, según Rebecca Elliott en The Wall Street Journal.

La Cámara aprobó un proyecto de ley de gasto social y climático de aproximadamente 2 billones de dólares defendido por el presidente Biden que daría a los consumidores un crédito fiscal de hasta 12,500 dólares si compran un vehículo eléctrico ensamblado por trabajadores sindicales que usan baterías fabricadas en Estados Unidos. Los vehículos fabricados en fábricas no sindicalizadas, como la de Tesla, calificarían para un crédito menor.

Cabe destacar que el Senado aún no ha votado sobre la medida.

"Honestamente, me gustaría poder pagar todo este proyecto de ley", dijo Musk durante una aparición virtual en la Cumbre del Consejo de CEO del WSJ, hablando desde una fábrica que Tesla está construyendo en el área de Austin, Texas.

También dijo que la financiación federal para la carga de vehículos eléctricos es innecesaria. El paquete de infraestructura que Biden promulgó en noviembre incluye 7.5 mil millones de dólares para expandir la red nacional de estaciones de carga de vehículos eléctricos.

“¿Necesitamos apoyo para las estaciones de servicio? No", señaló Musk. "Bórralo."

Sus declaraciones sobre China

Musk, quien a menudo critica a las autoridades estadounidenses, incluido el presidente Biden, ha adoptado un tono más conciliador cuando se trata del gobierno chino.

“Hay muchas personas en el gobierno de China que crecieron... con China como una economía pequeña y tal vez sienten que fue presionada mucho. No han apreciado del todo el hecho de que realmente va a ser el niño grande de la cuadra”, declaró Musk.

Estrategias de Inversión

Musk agregó que Tesla tiene una buena relación con China, hogar de la fábrica de vehículos más grande de la compañía por producción.

"No quiero respaldar todo lo que hace China más de lo que, digamos, respaldaría todo lo que hace Estados Unidos o cualquier otro país", destacó Musk.

Su trabajo entre SpaceX y Tesla

En la entrevista, se refirió a otros temas y dijo que CEO es un título inventado y que divide su tiempo aproximadamente en partes iguales entre dirigir Tesla y su compañía de cohetes, Space Exploration Technologies Corp., conocida como SpaceX.

“Clasifico las tareas y trato de hacer las que son más útiles”, dijo.

Musk dijo que el trabajo de SpaceX en el desarrollo de su cohete Starship absorbe más de su enfoque mental que cualquier otra iniciativa individual. El mismo ha sido diseñado para ser un cohete orbital reutilizable, es un desafío tan difícil que le hace preguntarse si podrá llevar a cabo el proyecto, afirmó Musk.

“La construcción del cohete podría reducir el costo de llegar a la órbita en un factor de 100 o más”, indicó Musk, y agregó que la creación de un vehículo espacial de este tipo podría ser la diferencia entre si la humanidad se convierte o no en una especie multiplanetaria.

Tesla cerraba la sesión del lunes en rojo en los 1.009 dólares con los indicadores de Ei mixtos.