Los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York registran subidas a la espera de que se conozca el informe oficial de empleo estadounidense de febrero, con tasa de paro, nóminas no agrícolas y el salario medio por hora trabajada, cuyo incremento en enero del 2,9% fue uno de los factores desencadenantes de la corrección que vivieron los mercados el pasado mes.

Los futuros de Wall Street registran ganancias, anticipando una apertura al alza que continuaría con la tendencia de la jornada anterior, en la que el Dow Jones subió un 0,38%, el S&P 500, un 0,45% y el Nasdaq, un 0,42%.

La sesión se desarrolló de forma irregular durante gran parte de la jornada, a raíz de la incertidumbre por los anuncios sobre los nuevos aranceles que habían sido anticipados por la Casa Blanca y que habían generado temores de proteccionismo.

El anuncio oficial para subir al 25% el arancel a las importaciones de acero y del 10% a las de aluminio se confirmó oficialmente veinte minutos antes de que terminaran las operaciones de Wall Street.

Mientras tanto, ignorando las repetidas advertencias de numerosos aliados, el presidente estadounidense ha impuesto este jueves aranceles del 25% a las importaciones de acero y del 10% a las de aluminio. Sin embargo, México y Canadá quedarán exentos por ahora de esa tasa. "No tomamos estas acciones por elección, sino por necesidad", indicó Trump en un acto en la Casa Blanca.

“Aunque la aplicación de medidas proteccionistas es claramente negativa para el comercio internacional y por derivada para el ciclo económico global, el impacto se podría ver moderado en cierta medida ante una aplicación flexible de los aranceles: en este sentido, Estados Unidos ha eximido a Canadá y México de las tarifas anunciadas siempre y cuando se llegue pronto a un acuerdo sobre el Nafta y no se descarta exenciones a otros países", explican los analistas de Renta 4.

Ayer se confirmó la aceptación por parte de EEUU y Corea del Norte para celebrar un encuentro en mayo. El desafío coreano de las pruebas nucleares parece que se suspende. Los presidentes Donald Trump y Kim Jong-un se verán cara a cara. “Esta noticia es un factor positivo para la estabilidad de los mercados”, consideran los analistas de Alphavalue.

En la misma línea, los analistas de Link Securities subrayan que “este acercamiento reduce a mínimos la tensión en la región, algo que ya había comenzado a ocurrir con la participación de Corea del Norte en las Olimpiadas de Invierno celebradas en Corea del Sur. Todo parece indicar que las fuertes sanciones impuestas al régimen comunista están empezando a pasar factura”.

Así, los futuros del Dow Jones suben un 0,08%, los del S&P 500, un 0,04% y los del Nasdaq, un 0,03%, a la espera de que se conozca la principal referencia de la sesión: el informe de empleo de EEUU de febrero, donde el principal foco de interés estará en la evolución de los salarios, en la medida en que fue el salario medio por hora trabajada de enero, creció un 2,9% interanual (máximos desde 2008), uno de los factores desencadenantes de la corrección de los mercados financieros a principios de febrero.

El mercado descuenta una creación de 205.000 nóminas no agrícolas, en línea con el mes de enero (200.000), y una tasa de paro que vuelva a reducirse hasta 4%, una décima menos que en el mes anterior,  mientras que espera que los salarios se moderen ligeramente hasta el 2,8% interanual. El miércoles se conoció que el sector privado había creado 234.000 nuevos puestos de trabajo.

Los analistas de Bankinter considera que “en una economía con una tasa de paro cercana al 4%, la cifra de creación de empleo pasa a un segundo plano y la atención se centrará en la evolución de los salarios, después de que el incremento del 2,9% registrado en enero despertara el temor a una mayor inflación y a una subida de tipos de interés más rápida de lo previsto”.

Por ello añaden que “cualquier cifra inferior al 3% daría soporte al mercado, mientras que una tasa superior a dicho umbral provocaría un notable aumento de la TIR del T-Note, presionaría a la Fed para subir los tipos más rápido y penalizaría las bolsas. En consecuencia, compás de espera hasta el dato de salarios, con tímidos retrocesos tras una semana alcista que consolidará ese saldo siempre que las presiones inflacionistas no aumenten”.

Antes de la apertura de Wall Street, el euro sigue debilitándose frente al dólar y se intercambia a 1,229 billetes verdes, mientras que en el mercado de materias primas el precio del petróleo Brent de referencia en Europa avanza un 1,09%, hasta los 64,28 dólares, mientras que el West Texas estadounidense se revaloriza un 0,82%, hasta los 60,61 dólares por barril.